El discurso del miedo

Dicen de un ciego que un día
Dejado en una explanada
Por lo bajo comentaba
Lo solo que se sentía

Con el bastón caminaba
Hacia una fosa vacía
Y un hombre que lo miraba
A voces, se lo advertía

Otro hombre con su burro
Un poco torpe y canalla
Con un montón de exabruptos
Le decía que callara
Que le iba a dar un susto.

El susto no será nada
Si se despeña al vacío
Con ese riesgo tan grave
Es necesario advertirlo

MORALEJA
Cuando vengan elecciones
Hay que advertir los peligros
Que el pueblo puede correr
Si no gana un buen partido.


<< Índice de Artículos> >