Apocalipsis

Azotó  el viento mi frente
La lluvia sobre mis ojos
Y allí postrada de hinojos
estaba mi alma inerte

Azotó el viento la noche
La luna estaba  presente
Niños que Europa estremece
Y el Terror que sobrecoge

Cuán pronto el mundo se hunde
Sangre y muerte con derroche
Dolor que la herida infunde

Sepulturas. Tierras ocres,
Cuerpos que en barro se funden

Y dioses sordos, o torpes.


<< Índice de Poemas >>