Viento en Alaró

 Golpeando los cristales
El viento azota mi alma
Los árboles bambolean
Como su defensa innata

Es la fragua de Saturno
Por otros dioses soplada

Las montañas del olimpo
Igual que la Tramontana
Resisten vientos ocultos
Aguantan sus andanadas
Sobre los  montes heridos
Con nubes deshilachadas

Son vientos huracanados
Que rompen las esperanzas

Estas ráfagas de viento
Van deshaciendo las plantas
Arrasando los rastrojos
Rompiendo la confianza
De caminantes perdidos
De tanta gente olvidada

Son como noches negras
Que nunca tendrán mañana

Silba entre las rendijas
De nuestras calmas soñadas
De amores que nunca fueron
De mundos sin confianza
Que rompen sagradas formas
Por guerras ensangrentadas
  
 Son la furia del Averno,
Es una herida de lanza
Sobre las calles de un pueblo
Que por situación alcanza
La bendición de los  cielos
Cuando las alumbra el alba.

Es el viento que me envuelve
En esta oscura mañana.


<< Índice de Poemas >>