SER

Yo sé que no existí  hasta el  momento,
En que fui, desde el gran  sueño, concebido
Antes era  la nada, el no nacido,
Quizás una esperanza, un pedimento.

Ahora soy, el que fui, tal que un memento.
Un óvulo, por esperma transgredido
Una idea,  volando  sin destino.
Una vida finita, un esperpento.  

Y algún día, seguramente, no habré sido,
Porque, para ser, hay que fundirse con  lo eterno
Y allí  no eres un ser, eres olvido.

Y nunca volveré a ser, pues no  he vivido,
Solo he sido la entelequia de un momento
La sombra que fue, y no fue, de un infinito


<< Índice de Poemas >>