Ha resucitado

         Amanece el día que anuncia la esperanza
         Porque un hombre ha muerto y renacido
         Como hijo de un dios desconocido
         Que predica el amor y la bonanza.

         La figura de la cruz, en lontananza,
         Nos muestra la tragedia del camino
         Pues siempre nacerán ramas de espino
         Sobre el canto de amor que afecta al alma

         Ha muerto el dios del cristianismo
         En la cruz que en el Gólgota se alza.
         Porque así estaba escrito su destino

         Y pasados los siglos, será el alba
         De una Iglesia para pobres, y de ricos,
         Por tal crucificado, consagrada.

<< Índice de Poemas >>