Nuestro Sol

            Nació el verano e inundó mi mundo
            Se reflejó el cielo azul en mi piscina
            Rayos de sol y rosales con su espina
            Cierran mis ojos, y en la oscuridad presumo
            Que podrán cegarse con la claridad del día

            Rompe el sol la niebla matutina
            Recibe al alba, alumbra las montañas,
            Colorea cuerpos blancos en las playas
            Iniciando suavemente su rutina
            Y aportando el calor de la mañana

            Llega a su cenit, en su dura andanada
            Rompe las pieles, festeja la armonía
            Mantiene la esperanza siempre viva
            De una juventud que cuando ama
            Vive de ilusión, crea la vida.

            Y acaba durmiendo con rojez altiva
            Cuando la luna nace en lontananza
            Las aguas llegan completamente en calma
            Sucios los cuerpos de arena y de desidia
            Sacian deseos que sin amor emanan