El Golfo

             
Cuentan de un pueblo que un día
Eligió a un presidente
Que equivocando a la gente
Prometió, que prometía,
Hacerlos independientes

Ilusionó con papeles
Les habló de  tonterías
Y  un tanto de  chulería
Y mucho de prepotente
Olvidó que prometía

Sigue contando la  historia
Que se cobijó en Bruselas
Y desde tan lejanas tierras
Se le borró la memoria
Echando balones fuera.

Soy un pobre perseguido
Por la que fuera mi patria
Y yo no soy su enemigo
Pues estoy bien convencido
Que la razón no me falta.

Yo nunca he roto la calma
El pueblo se levantó
Si bien, tal vez, le juraba
Que en la tierra catalana
Separándonos de España
Viviríamos  mejor

Bueno, quizás, lo engañé
Hablándoles de riquezas
Que no existían, lo sé,
Pero es que el Oriol Junqueras
Me miraba de través
Y nunca llegué a saber
Si era afán de presidencia
O si me daba a entender
Que triunfaría con él
Lograda la independencia.

Rajoy con su pesadez,
Era ajeno a la prudencia
Pues hablaba de indecencia
Porque no cumplía la  ley
Y yo pensaba al revés:
Un catalán, mire Vd.,
Como habla bien dos lenguas
Necesita dos cabezas
Para no dar un traspiés
Y lo de cumplir la ley
Butifarra a quien lo piensa
Y que la cumpla su  rey
Que es mucho menos que yo
Pues yo soy el President.

 Y lo del “Consti”, ni caso
Que quiere torcerme el brazo
Con unas leyes franquistas
Y  como  tuve muy claro
Lo que me iba a suceder
Me  puse la barratina
E hice lo que sé hacer
Ciscarme hasta en la Estelada
Y hacerle un corte de manga
A la España  y al Govern.

Y quién me lo iba a decir
Que después de esta golfada
Una masa catalana
Me habría de bendecir
Y pedirme que opinara.

Y hasta puede que algún día
Cantándome Els Segadors
Me presenten pleitesía
Con una estatua que diga
A nuestro Golfo Mayor.

MORALEJA

Siempre creí lo  que dicen
Que en toda la tierra existen:
Hombres, algunos hombrines,
Y   los que  promueven dioses
monacacos y monacaquines