Cínicos

Ayer, en televisión
Vi desatarse las iras
De bocazas irredentos
Que reclamaban justicia
Siendo ellos justicieros.

Levantaron a las masas
Para defenderse ellos
De su responsabilidad penal
Por su sucio tres por ciento
Pretendiendo con denuedo
Culparles a  los demás
Las tropelías de ellos

Cuando formaron Govern
Con el Código existiendo
Sabían exactamente
Lo que era malo y lo bueno
Lo que era falta y delito
Y aceptaron cometerlos

Advertidos por los suyos
-Abogados me refiero-
Endiosados, decidieron,
Que  podían   delinquir
Porque lo decía el pueblo
-El pueblo no sé qué pueblo-
Porque el pueblo eran ellos
Los dios–padre del momento

Y a plena ciencia y conciencia
Con voluntad decidieron
Que aun conociendo las leyes  
No otorgarles cumplimiento
¡ Ellos eran  superiores!
Los demás eran “charnegus”

Y salen a la palestra
Gritándole al mundo entero
Que son unos pobrecillos
Que no rompieron el tiesto
Que los tienen sojuzgados
Que pobres los hijos nuestros
Que quedan abandonados


Pero evitan decir luego
Que  despreciaron la ley
De los jueces se rieron
Y ellos sabían muy bien
-Presuntuosos,  no  lerdos-
Que si cometes delitos
 Lo seguro es que entres dentro.

Y para más desvergüenza
Ponen los hijos delante
Para pasarles la pena
A los que  justicia imparten

Y seguro que ahora sufren
Pero son los responsables
Han hundido Cataluña
Sin que parezca importarles
Siguen ofendiendo a España 
¡Ellos son los Honorables!.

Aquel poder que tenían
-Cual perversos  gobernantes-
Lo ejercieron con soberbia,
Injusticia e  indecencia  
Días de vino y de rosas
Y  estúpida  borrachera.

MORALEJA

Para atacar al Estado
Hay que tenerlos bien puestos
Porque el envite es enorme
Y no te creas  ser dios
Si eres, solo, un pobre hombre.