La Niña

He visto tu interior cuando me miras
Distraída en tu mundo idealizado
Para un viejo, el pecho de una niña 
Es de cristal, -Campoamor poetizado-
En el viejo tren, que recorrió Castilla. 

Solo piensas que, al  final, llegará el día
Que todo sea  amor, todo ventura
Dibujado en tu rostro una sonrisa
Reflejo de tu alma siempre pura
Conun mundo  feliz,que dios permita. 

Pero el camino es duro y pedregoso
Sin ángeles que te orienten como guías
Es más bien un barranco sucio y tosco
Cómo noche de cruel melancolía 
Sobre un campo obscuro y misterioso

Y hay que esperar, que amanezca el nuevo día
Para ver el horizonte más hermoso
El porvenir más lleno de armonía
La mente emergiendo de su pozo
Y la esperanza presidiéndote la vida.