Lluvia al atardecer

Nubes blancas de lluvia fina 
Que irradia el mar de  algodones
Duro otoño que antepone
Inviernos que  se desvían

La lluvia cae sin malicia
Logrando que se desbrocen
Los enormes secarrones
Que tienen la tierra herida

Cargada de melancolía
Envuelve en negros crespones
Resonancia de  oraciones

De unas épocas perdidas 
Y llena de nubarrones
Nuestra  esperanza infinita